Blog

 


Nuestra casa, el espacio donde nos sentimos cómodos, felices y a gusto. Metros cuadrados de experiencias, momentos únicos, tranquilidad y sosiego. Debemos de estar a gusto en ella sí o sí y en ocasiones para conseguirlo es imprescindible una reforma. En este sentido lograr el aislamiento térmico deseado puede estar lleno de ventajas.
Tanto si te acabas de comprar una casa como si estás pensando en reformarla, ten en cuenta siempre un tema que muchas veces se pasa por alto: el aislamiento térmico de tu hogar. Es tu refugio, donde quieres y debes sentirte bien. Por eso es importante invertir en un tema tan importante como es el del aislamiento térmico. Además este no es un tema menor, ya no solo revaloriza económicamente tu casa si el día de mañana la vendes y te mudas, sino que además es una apuesta por una mejor calidad de vida y por ende de una mejor salud.

Ventajas del aislamiento térmico

Independiente de las condiciones climatológicas exteriores

Una de las grandes ventajas del aislamiento térmico en casa es lograr un espacio equilibrado permanentemente en lo que a temperaturas se refiere: es decir que en invierno disfrutes de una casa cálida y confortable y que en verano, el calor y la asfixia no sea la nota predominante en tu hogar.

Menos pérdida de calor

La pérdida de calor en invierno es recurrente en muchas casas al no estar aisladas térmicamente. Hay muchas formas de perder esa energía: tuberías, calefacción, ventajas, materiales de construcción deficientes… en tus manos está mejorar todos estos aspectos.

Apuesta por la eficiencia energética

¿Sabías que puedes tener una casa un 50% más eficaz energéticamente hablando si mejoras sus condiciones térmicas? Apuesta por la eficiencia energética como factor denominador en cada una de tus habitaciones y ayuda también a crear un entorno más sostenible.

Un menor coste en electricidad

Aunque el aislamiento térmico exige una mayor inversión sí que es cierto que desde el minuto uno empezarás a ahorrar electricidad y a la larga empezarás a amortizar dicha inversión y empezarás a ahorrar económicamente en electricidad.

No es necesario grandes obras

No necesitas grandes obras para disponer de un hogar con un aislamiento térmico integral, consulta presupuestos y anímate. Notarás enseguida todas las ventajas de éste desde el primer momento, tanto tú como los tuyos.