Blog


 

Toda instalación de gas requiere de diversos procesos que deben ser respetados en su totalidad. La instalación de gas domiciliaria no escapa de ello. Es más, requiere de un especial cuidado, pues, de lo contrario, se pueden generar accidentes con consecuencias fatales. Es por esto que para las instalaciones interiores, deberá cumplirse lo establecido en los capítulos VI y VII del Decreto Supremo (DS) N°66 año 2007, en el que se establecen los requisitos generales, tanto técnicos como de seguridad, en la instalación de tuberías de gas con sus respectivos dispositivos, accesorios, uniones y conexión de los artefactos, a la red de gas, de instalaciones interiores, en media y baja presión, como asimismo sus medidores de gas y accesorios necesarios para el suministro.

Además de cumplir con las especificaciones técnicas particulares de cada proyecto a ser ejecutado en cuanto a trazado, materialidad, tipo de tubería, diámetros, reguladores, medidores, entre otras. Asimismo, se debe realizar lo establecido en el capítulo IX del DS N°66, en lo referido a la instalación de artefactos a gas, donde se establecen las condiciones y requisitos técnicos mínimos o de seguridad en la instalación, montaje, conexión y en general, en la intervención de artefactos a gas cuyo consumo térmico nominal sea de hasta 70 kW, asociados a instalaciones interiores de gas, principalmente de uso residencial. Para tal efecto se entiende que forman parte integrante del artefacto a gas, los conductos de alimentación de aire para la combustión, que captan aire fresco desde fuera de los recintos habitables del edificio, y conductos de evacuación de gases producto de la combustión, para su descarga al exterior del edificio, incluyendo cualquier adaptador que se utilice para conectar el artefacto a una chimenea o sistema de conductos.

A la hora de realizar una instalación de gas, hay que tener en cuenta aspectos como estos.

  1. Toda instalación de gas lo debe realizar un profesional certificado y autorizado por la Superintendencia de electricidad y combustible (SEC).

  2. Los arranques de artefactos proyectados para instalación en el futuro deben quedar sellados.

  3. Los artefactos a gas se deben instalar en recintos donde su normal operación no implique riesgos para las personas, es por esto que la ubicacción del/los artefactos(s) deberá contemplar un volumen y ventilaciones suficientes para que el artefacto pueda operar con normalidad, sin riesgo para el usuario.

  4. Cada artefacto debe tener una llave de paso a la vista y fácilmente accesible que permita cortar el suministro de gas.

  5. En todos los trabajos de instalación se debe expedir el correspondiente certificado de acuerdo a la normativa vigente (Sello verde).

  6. Una vez finalizada la instalación, se debe efectuar una prueba de hermeticidad de manera de comprobar que la instalación no presente fuga de gas. 

  7. El medidor de gas debe estar instalado en un lugar que permita un acceso expedito y fácil lectura, además debe contar con una protección contra impactos si se ubican a menos de 3 metros de un acceso vehícular.

  8. Realizar mantenciones anuales a los artefactos a gas para su correcto desempeño y vida útil.

  9. Exija siempre materiales de calidad, certificados y sellados.

  10. Y finalmente en caso de fuga no accionar ningún interruptor eléctrico, cerrar la llave general de gas, y abrir puertas y ventanas.

No hay duda de que en lo que se refiere a la instalación de gas, ésta es una de las instalaciones donde más se deben primar las medidas de seguridad. El gas es un elemento que mal procesado por una instalación deficitaria puede incluso llevar a graves consecuencias, tales como escapes o explosiones que pueden poner en riesgo incluso la vida de los habitantes de una casa.